· 

APORTACIONES DE ELA A LA PROPUESTA DEL PLAN DIRECTOR

ELA da su visión realista y comprometida acerca del Plan Director

No queremos perder el tren del desarrollo de Policía Foral, pero tampoco formar parte de la cultura de brindis al sol y promesas de periodo pre-electoral que no llevan más que a una vía muerta.

Flexibilidad para tapar la incapacidad.

Salarios desorbitados para unos pocos, más trabajo para los demás.

Huyendo de propuestas de ciencia ficción, sin ignorar el dramático discurrir de los acontecimientos, hemos decidido pasar a la acción.

La Consejera Doña María José Beaumont ha tenido a bien plantear tres escenarios posibles para el futuro de Policía Foral. Además hacer partícipe a todo aquel que quiera aportar o/y opinar al respecto. Desconocemos si existen precedentes en otros ámbitos, como educación, sanidad... aunque imagino que en todo caso los consultados dirán que se destine el personal y los recursos que sean necesarios.

Por ello nos hemos decidido a aportar nuestra visión crítica sobre el proyecto del nuevo Plan Director sin escatimar en propuestas para llevar esta aventura a buen fin.

Al final del presente artículo se encuentra el pdf para su descarga, que contiene las aportaciones registradas el miércoles 23 de agosto de 2017.

A continuación se reproducen las conclusiones del mismo, aunque deseamos que cada cual haga su propia lectura.

Para cualquier aclaración y/o réplica estamos a vuestra entera disposición.

Saludos.

 

CONCLUSIONES

 

 

Se representan en el gráfico adjunto los datos correspondientes al sueldo anual, actual y previsto en el Proyecto de Ley, para varios empleos significativos: Policía de Administración de Medios y Judicial (son los extremos en el empleo de policía), y el del Comisario Principal (es el más beneficiado). De esta forma pueden comentarse algunas cosas curiosas que conviene tener en cuenta.

En primer lugar, sorprende comprobar que los sueldos actuales de los policías de judicial, son objetivamente muy superiores a los de sus compañeros de Administración de Medios (estamos hablando del mismo empleo, Policía). En la Ley Foral 15/2015, artículo 51.7, se establecen los límites máximos del conjunto de las retribuciones complementarias. Y el límite máximo para el caso de diferentes destinos dentro del mismo empleo, debiera haber sido del 7%. Sin embargo, las diferencias que aquí se aprecian están en el entorno del 32%.

 

La causa de este desfase la encontramos en el Decreto Foral 79/2016, en su artículo 7.6, que establece las unidades que van a percibir el Complemento de Exclusividad, remunerado con un 55% (englobado en el Complemento específico junto con el 10% de peligrosidad). Es por tanto la propia consejera quien, tras las protestas de algunos policías, y la carta de dimisión de 30 componentes de la escala superior de mandos de la Policía Foral, modifica las retribuciones de éstos últimos, así como las denominadas “unidades especializadas”, manteniendo unas diferencias salariales que debieran haber sido minoradas según los parámetros indicados en la Ley Foral 15/2015. No contenta con ello, en el mismo artículo 7.6, establece una jornada para dichos policías idéntica al resto de los policías, lo cual es contrario a la definición que del Complemento de Exclusividad encontramos en el DFL 251/1993, art. 45.2, que contempla la TOTAL DEDICACIÓN para quienes perciban el citado complemento.

 

Resulta igualmente llamativo apreciar cómo varían las retribuciones entre las que plantea el Proyecto de Ley y las que actualmente perciben cada uno de los diferentes empleos, que se ven aumentadas en un 16,24% (Comisario Principal), un 14% (Policía de Judicial), y un escaso 2,87% (Policía de Administración de Medios). Es la forma como se intentan establecer unas diferencias que no tienen en absoluto justificación, y que intentan favorecer a unos pocos en perjuicio de otros. Y además, con un sistema que hará que las mismas permanezcan a lo largo del tiempo (Estudio de Puestos de Trabajo).

 

Es de destacar cómo, en el caso de buscar la relación de retribuciones que se indica en el artículo 41.2 del DFL entre los niveles salariales (A y C en este caso, con 2 y 1,36 respectivamente), nos encontramos con cifras muy por encima de dicha proporción, por supuesto en favor del Comisario Principal, que para cumplir dicha proporción no debiera pasar de los 50.500€ anuales (49.000€ con las cifras actuales).

 

El decreto 79/2016 de la Consejera, en suma, tergiversa totalmente el espíritu de control de las diferencias que la modificación planteada con la Ley Foral 15/2015 pretendía. Y lo hace para mantener precisamente esas diferencias. Y no tiene inconveniente en hacerlo estableciendo algunas condiciones contrarias a las diferentes leyes reguladoras de la materia, e incluso al propio Estatuto del personal al servicio de las administraciones públicas de navarra.

 

  La solución a esta situación ha de venir de la corrección de aquellas disposiciones que se oponen a la legislación básica, con la derogación del DF 79/2016, y el respeto de las disposiciones de control de diferencias salariales establecidas en la Ley Foral 15/2015.

Aportaciones ELA Plan Director Policía Foral 2016-2020
Aportaciones ELA PD.pdf
Documento Adobe Acrobat 997.8 KB

Escribir comentario

Comentarios: 0