Cambios en PM Pamplona, Proximidad y Tráfico, ejes del nuevo modelo de la Policía Municipal

ORIGEN DE LA NOTICIA

http://www.noticiasdenavarra.com/2015/10/17/vecinos/pamplona/proximidad-y-trafico-ejes-del-nuevo-modelo-de-la-policia-municipal
EN CADA BARRIO HABRÁ UN ENLACE ESTRATÉGICO

Proximidad y Tráfico, ejes del nuevo modelo de la Policía Municipal

El 60% de los agentes estará destinado a esas dos brigadas

Se recuperan las patrullas en moto y se crea la unidad ciclista

En cada barriohabrá un enlace estratégico, la base del sistema

KEPA GARCÍA - Sábado, 17 de Octubre de 2015 - Actualizado a las 06:08h



PAMPLONA - El área de Seguridad Ciudadana y Convivencia del Ayuntamiento de Pamplona ya tiene perfilada la nueva estructura y el organigrama que se va a aplicar en la Policía Municipal y que supondrá, entre otros cambios, la potenciación de las áreas de Proximidad y de Tráfico, donde se recupera el grupo de Seguridad Vial que Ignacio Polo decidió suprimir en 2012 y se creará una nueva unidad ciclista.

La propuesta, que debe estar lista para noviembre tras haber sido debatida a nivel interno y analizada por el equipo de Gobierno, contempla destinar a estas dos brigadas el 60% de los agentes disponibles, más de 400 en total, lo que obligará a un cambio de la estructura operativa que todavía está sin determinar del todo, aunque será de calado.

Cuatro meses después de materializarse el cambio político en Pamplona, el concejal Aritz Romeo (EH Bildu) y el nuevo director del área, Xabier Ibáñez, tienen encima de la mesa el modelo sobre el que se tiene que articular el futuro de la Policía Municipal de Pamplona, donde se han encontrado la convivencia interna alterada y un clima laboral muy difícil como consecuencia de la herencia recibida por los mandatos de UPN.

La gestión que durante años llevaron a cabo los regionalistas en el área y la dirección que el exjefe, Simón Santamaría, aplicó de forma autoritaria en el Cuerpo terminaron por generar un ambiente hostil, hasta tal punto que las divisiones y enfrentamientos entre agentes y mandos llegaron a comprometer el servicio.

Los nuevos responsables de Seguridad Ciudadana han necesitado tiempo para tratar de poner orden en la Policía Municipal y apagar los muchos frentes abiertos, teniendo presente la obligación de aplicar los principios recogidos en el acuerdo programático que las cuatro fuerzas del cambio suscribieron en junio. Ahí se establece la necesidad de acabar con los conflictos internos y el compromiso de elaborar un nuevo Plan Director de Policía Municipal que defina un modelo basado en los valores democráticos más firmes, alejado de las tendencias sancionadoras y garante de los derechos civiles de los ciudadanos.

La proximidad estratégica es la base del nuevo modelo, con un concepto similar al que se puso en marcha en Pamplona durante el mandato de Julián Balduz. Entonces la plantilla era bastante más amplía y la ciudad muy diferente a la de ahora, tanto en su composición como en el desarrollo, pero la idea sigue siendo la misma: cercanía a los problemas reales de la gente.

CERCANA A LA GENTE Ahí la Policía Municipal juega con ventaja con respecto a otros cuerpos. Más del 60% de todas las denuncias de los pamploneses pasan por sus dependencias y sus equipos acostumbran a ser los primeros en llegar a la mayoría de las actuaciones, con una capacidad de respuesta inferior a los cinco minutos. Para aprovechar está cercanía, el modelo contempla aumentar la presencia de los agentes en los barrios y asignar a cada zona un enlace de proximidad, que se encargará de recibir la información de los policías de calle sobre los problemas o contingencias de cada zona, y establecer las pautas a seguir. Este agente deberá contar con un perfil y una preparación específicas para las labores de mediación que deberá realizar, dentro de la máxima que se quiere aplicar (prevenir antes que actuar) para lo que será necesario contar con la colaboración y el apoyo de los ciudadanos.

El modelo contempla otras novedades significativas. Así, plantea recuperar las patrullas en moto, que UPN decidió suprimir en 2012, y cuya labor se considera prioritaria en la atención a colegios, urgencias y tráfico rodado. Además, por primera vez habrá un grupo de agentes que se desplazarán en bicicleta en sus servicios, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.

En principio, habrá unos 20 policías destinados en esta unidad ciclista y patrullarán por el Casco Viejo y zonas peatonales del Ensanche (Carlos III), aunque todavía falta por concretar el número de agentes por patrulla (uno o dos). La decisión es mantener todas las brigadas que ahora presentan servicio, aunque serán redimensionadas en función de las necesidades del conjunto, lo que no afectará a unidades fundamentales como la de denuncias o atención a mujeres maltratadas.

Escribir comentario

Comentarios: 0